Test de Bender

1- Introducción

El Test de Bender fue construido por Lauretta Bender, psiquiatra norteamericana, entre los años 1.932 y 1.938. En sus inicios, fue conocido popularmente como B.G. (Bender Gestalt), dado que la autora se inspiró para su confección en los principios teóricos de la Gestalt. Según ésta escuela, el organismo no reacciona a estímulos locales con respuestas locales. Responde a constelaciones de estímulos con un proceso total, que es la respuesta del organismo en su conjunto a la situación total.

La prueba consiste, simplemente, en pedirle al sujeto que copie 9 figuras en un papel en blanco, según la muestra que se le proporciona y luego se analizan los resultados.
La autora entiende que la tarea del sujeto consiste en integrar primero el patrón estimular visual para después intentar reproducirlo. Entre ambos procesos median complejos sistemas sensoriales aferentes y eferentes, considerándose que un patrón anómalo de respuesta, es decir, unos trazos que se alejan del modelo original pueden suponer el indicio de un trastorno mental, neurológico o incluso emocional.
El test recibe la denominación de viso-motor, en cuanto esas son las dos capacidades fundamentales implicadas en su ejecución.
Su aplicación ha sido ampliamente documentada y estudiada en niños, si bien, también se ha utilizado con frecuencia en adultos.

2- Aplicaciones prácticas

El test de Bender es un instrumento clínico con numerosas aplicaciones psicológicas y psiquiátricas. Ha demostrado ser muy útil en la exploración del desarrollo de la inteligencia infantil y en los diversos diagnósticos clínicos de discapacidad mental, afasia, desórdenes cerebrales orgánicos, psicosis, etc. (en la exposición de casos prácticos se muestran 2 ejemplos -el 5 y 6- con marcadores de alteración neurológica, un T.G.D. y un Síndrome de Williams).

Alrededor de los 11 años la mayoría de los niños son capaces de copiar los dibujos del test sin errores. Un exceso de ellos según a qué edades nos indicaría la presencia de algún trastorno.
La prueba puede aplicarse a partir de los 4 años. Los niños la aceptan bien dado que es poco intrusiva y requiere pocas explicaciones.

La psicóloga E.M.Koppitz (1.918-1.983), -una de las figuras que más ha investigado el Test de Bender-, nos proporcionó un único protocolo a través del cual, poder evaluar:

1-La madurez perceptiva
2-El posible deterioro neurológico
3-El ajuste emocional de los niños

Tras muchos estudios editó un libro con las normas de puntaje aplicables a todos los niños entre 5 y 10 años, cualquiera que sea su Inteligencia o el tipo de problemas que presente. También son de aplicación en sujetos con discapacidad mental con una edad cronológica no superior a 16 años pero con una edad mental de 10 o inferior.

3- Escala de Maduración Infantil (Sistema Koppitz)

A través de sus estudios, E.M.Koppitz estableció un sistema para evaluar el nivel de maduración infantil expresado en años. La prueba es de aplicación de 5 a 11 años y se basa en criterios objetivos de puntaje. En total son 25 items los que deberemos avaluar tras la ejecución de la prueba, asignando la puntuación de 0 o 1, dependiendo si está presente o no la característica especificada.

La forma de aplicación es simple, basta decirle al niño que tenemos nueve tarjetas con dibujos para que las copie. Se le debe entregar un folio en blanco y un lápiz. Si solicita otro folio se le entregará. No hacer comentarios durante la prueba.
Se empieza por la tarjeta marcada como A y se le van enseñando uno a uno los restantes (siguiendo el orden del 1 al 8).

“Aquí tengo el primer dibujo para que lo copies. Haz uno igual a éste”. Si el niño cuenta los puntos o se preocupa por algún aspecto concreto de la forma antes o durante la prueba, hay que darle una respuesta neutra del tipo: “Hazlo lo más parecido al de la tarjeta”. Si persistiera en su interés por contarlos podemos hipotetizar acerca de un perfil perfeccionista o compulsivo.

Se debe evitar que el niño rote la targeta en cualquier dirección, inicándole que debe dibujarlo desde la posición en que se lo colocamos (por encima del folio dejando un pequeño espacio y en paralelo).

El test no tiene tiempo límite pero sí resulta conveniente anotar el tiempo total empleado. Algunos autores señalan el tiempo límite para cada dibujo en 5 minutos. Si se sobrepasa este tiempo debe anotarse y corresponderia a un niño con un perfil lento, y metódico para el acercamiento a situaciones novedosas. Por contra, si su tiempo es inferior a 3 minutos estaríamos, probablemente, delante de un niño con un patrón impulsivo (poco reflexivo).
De todas formas, si creemos que algún ítem se ha realizado de forma muy rápida y no refleja la destreza real del niño podemos pedirle que lo efectúe de nuevo. En este caso, deberá anotarse en el protocolo, así como aspectos de su conducta durante la ejecución que consideremos relevantes.

Todos los ítems del test puntuan 0 o 1 (sin error o con error). Se contabilizan sólo las desviaciones del patrón que son obvias. En caso de duda no se contabiliza. Dado que el sistema de puntaje está diseñado para niños pequeños con un control motor fino todavía inmaduro, se ignoran las desviaciones menores. Todos los puntos se suman formando un puntaje compuesto con el que podremos acudir a las correspondientes tablas con datos normativos y establecer así en años la correspondiente edad de maduración viso-motora.

La autora utiliza cuatro categorías para clasificar los errores:

a) Distorsión de la forma
b) Rotación
c) Dificultades de integración
d) Perseveración

A continuación se muestra un resumen de los diferentes ítems para el puntaje del Bender. Para cada ítem y su correspondiente dibujo se establecen los criterios de corrección.

La prueba puede conseguirse en Tea Ediciones (Test Guestáltico Visomotor para niños de Elizabeth M. Koppitz)

4-Criterios corrección Test Bender

  Figura a la que se aplica: Nombre del error: Descripción:
A 1-Distorsión de la forma a)El cuadrado el círculo o ambos están excesivamente achatados o deformados. b)Desproporción entre el tamaño del cuadrado y el del círculo (uno es el doble de grande que el otro).
    2-Rotación Rotación de la figura o parte de la misma en más de 45º; rotación de la tarjeta aunque luego se copie correctamente en la posición rotada.
    3-Integración Falla en el intento de unir el círculo y el cuadrado; el círculo y el vértice adyacente del cuadrado se encuentran separados o superpuestos en más de 3 mm.
1 4-Distorsión de la forma Cinco o más puntos convertidos en círculos; puntos agrandados o círculos parcialmente llenados no se consideran como círculos.
    5-Rotación La rotación de la figura en 45º o más.
    6-Perseveración Más de 15 puntos en una hilera
2 7-Rotación Rotación de la figura en 45º o más; rotación de la targeta aunque luego se copie correctamente en la posición rotada.
    8-Integración Omisión de una o más hileras de círculos.
    9-Perseveración Más de 14 columnas de círculos en una hilera
3 10-Distorsión de la forma Cinco o más puntos convertidos en círculos; puntos agrandados o círculos parcialmente rellenados no se consideran círculos para este ítem de puntaje.
    11-Rotación Rotación de la figura en 45º o más.
    12-Integración a)Desintegración del diseño: aumento de cada hilera sucesiva de puntos no lograda; "cabeza de flecha" irreconocible o invertida; conglomeración de puntos. b)Línea continua en lugar de líneas de punto; la línea puede sustituir a los puntos o estar agregada a éstos.
4 13-Rotación Rotación de la figura en 45º o más.
    14-Integración Una separación de 3 mm entre la curva y el ángulo adyacente.
5 15-Modificación de la forma Cinco o más puntos convertidos en círculos; puntos agrandados.
    16-Rotación Rotación de la figura en 45º o más; rotación de la extensión (apunta hacia la derecha o la izquierda)
    17-Integración a)Desintegración del diseño; conglomeración de puntos; línea recta o círculo de puntos en lugar de arco. b)Línea continua en lugar de puntos, en el arco, la extensión o ambos.
6 18-Distorsión de la forma a)Tres o más curvas sustituidas por ángulos (en caso de duda no computar). b)Ninguna curva en una o ambas líneas; líneas rectas.
    19-Integración Las dos líneas no se cruzan o se cruzan en el extremo de una o de ambas líneas; dos líneas onduladas entrelazadas.
    20-Perseveración Seis o más curvas sinusoidales completas en cualquiera de las dos direcciones
7 21-Distorsión de la forma a)Desproporción entre el tamaño de los 2 hexágonos: uno debe ser al menos el doble de grande que el otro. b)Los hexágonos están excesivamente deformados; adicón u omisión de angulos.
    22-Rotación Rotación de la figura en 45º o más
    23-Integración Los hexágonos no se superponen o lo hacen excesivamente.
8 24-Distorsión de la forma El hexágono o el rombo excesivamente deformados; angulos agregados u omitidos.
    25-Rotación Rotación de la figura en 45º o más
Puntaje del Bender: Edad correspondiente de capacidad visomotora:
Más de 13 puntos o errores 5 años
10 errores 5 años y medio
8 errores 6 años
5 errores 7 años
3 a 4 errores 8 años
2 o menos errores 9 a 10 años

Adjuntamos un práctico Protocolo de corrección [52 KB] para el Test de Bender según norma Koppitz en formato word.

5- WISC y Bender

Diferentes estudios realizados demuestran una alta correlación entre la parte ejecutiva (manipulativa) de las pruebas WISC con el Test de Bender (T.B.). Esto sucedía independientemente de la edad, lo que viene a confirmar que el test mide muchas de las funciones de aquel y puede, en algunos casos concretos, servir de sustituto. Como era de esperar no se encontraron correlaciones significativas con las escalas del área verbal.

Un hallazgo interesante es que en niños del grupo de 7 a 10 años, el subtest de Aritmética del WISC correlacionaba positivamente con el T.B. La explicación es que la prueba de aritmética implica más relaciones parte-todo y conceptos numéricos que también se encuentran en el T.B. Los niños tienen que analizar mentalmente el problema y recordar los principios involucrados.

En definitiva, según los estudios de la autora, podemos concluir que el Test de Bender se relaciona en grados variados con los de las pruebas ejecutivas del WISC y, por tanto, puede utilizarse como test corto no verbal de inteligencia para niños pequeños, especialmente con fines de exploración (screening) para valorar la necesidad de una evaluación más apurada.

6- Los indicadores neurológicos

La detección de posibles alteraciones neurológicas a partir de esta prueba es cuestionable y no posee valor diagnóstico, si bien, puede aportarnos la sospecha de presencia del mismo. Una de las razones que se alega es que existen muchos tipos de daño cerebral y que el Bender sólo evalua el daño que pueda interferir con la discriminación visual y coordinación visomotora. Otra razón es que los signos que se proponen para el daño cerebral pueden encontrarse en los dibujos de los niños con inmadurez neurológica, pero que no tienen daño cerebral demostrable. Por éstas y otras razones nunca debe realizarse un diagnóstico de daño cerebral con base sólo al Test de Bender.

Teniendo en cuenta lo anterior, se exponen a continuación algunos de los indicadores que se han asociado hipoteticamente a daño cerebral, preferentemente en niños mayores de 11 años:

Signos: Descripción:
1-Confusión de la secuencia Se refiere a dibujos que no siguen la secuencia esperada produciendose cambios de direcciones (hacia arriba o abajo u en otras direcciones) y que rompen la progresión lógica o esperada.
2-Colisión Se trata de amontonar los diferentes diseños o permitir que el extremo de alguno de ellos toque o se superponga a otro.
3-Superposición de diseños En este caso se trata de que se dibujan las figuras directamente encima de otras.
4-Repaso Remarcar o repasar una línea o líneas de una parte o de todo el dibujo.
5-Calidad irregular línea Líneas irregulares, en especial cuando se observa durante la ejecución de las mismas temblor aparente de la mano. (Ver caso 5)
6-Dificultad de angulación Se refiere a una distorsión notable en los ángulos que configuran las diferentes figuras, observándose un incremento, disminución o distorsión de los mismos. (Ver caso 3)
7-Perseveración Se trata de dibujar repetidamente un diseño completo o una parte del mismo. Suele ser más evidente en los dibujos con hileras de puntos. (Ver caso 6)
8-Extensión de la línea Extender una línea o añadir líneas que no estan presentes en el dibujo de muestra. (Ver caso 5)
9-Contaminación Se trata de efectuar una combinación de partes de dos figuras del test diferentes. (Ver caso 5)
10-Rotación Rotar una o más figuras en más de 40-45º a partir de su posición estándar.
11-Omisión Dejar un espacio en una figura, reproducir sólo una parte de ella, separar o fragmentar partes de un diseño u omitir algunos elementos del mismo.
12-Retrogresión Sustituir líneas o puntos por círculos; sustituir rayas por puntos, rellenar (sobreado círculos) o una mezcla de los anteriores. (Ver caso 2 y 3)

7- Los indicadores emocionales

A continuación se exponen algunos de los indicadores emocionales planteados por la autora. Se trata de orientaciones generales que no deben entenderse como pruebas evidentes de la existencia de un trastorno, sino de indicadores de la posible existencia de patologías que deberán someterse a una evaluación más detallada.

1-Orden confuso de los dibujos
Este indicador está relacionado con una falta de capacidad para planificar y organizar el material. En los niños más pequeños es normal el orden confuso de los dibujos (5 a 7 años). Este indicador no adquiere significación diagnóstica hasta los 8 años aproximadamente, cuando la distribución arbitraria por toda la hoja sería un síntoma a considerar.

2-Línea ondulada (en figuras 1 y 2)
Se asocia a falta de estabilidad. Su presencia es más frecuente en niños pequeños con problemas. No obstante, se encontró que no era un indicador respecto al grupo de niños mayores. La razón de que sólo se encontrara en niños pequeños obedece a que éstos no tan sólo serían inestables emocionalmente sino también en la coordinación y control motriz fino.

3-Sustitución de círculos por rayas
En adultos se asocia a una profunda perturbación emocional. En los niños puede estar relacionado con impulsividad y falta de interés o atención. Su aparición es más frecuente en el grupo con problemas emocionales en cualquier edad.

4-Aumento progresivo del tamaño
Está relacionado con una baja tolerancia a la frustración e impulsividad. En los casos más claros pueden indicar conductas disruptivas e incluso violentas. Aparecen muy a menudo en niños con T.D.A.H. (Trastornos Déficit de Atención con Hiperactividad). En el grupo de niños más grandes (8 a 10 años) se da con mayor frecuencia en los que presentan trastornos emocionales.

5-Gran tamaño de las figuras
Se asocia a conductas de tipo externalizante. Suelen ser niños con patrones, en ocasiones, muy obsesivos y exigentes.

6-Tamaño pequeño de los dibujos
La disminución del tamaño de los dibujos correlaciona con las conductas internalizantes, retraimiento, timidez, ansiedad. No obstante, el indicador adquiere mayor valor diagnóstico con niños de más edad (8 a 10 años). Si los dibujos además se concentran o comprimen en una zona concreta del papel confirmarían aún más la sospecha de retraimiento, miedos, etc. (Ver caso 4 expuesto más adelante)

7-Línea fina
Las líneas finas y un trazado poco firme suelen estar asociadas también a timidez y retraimiento en niños pequeños no siendo tan claro en los niños más mayores. Por regla general, el retraimiento y la timidez de los niños pequeños pueden reflejarse en la calidad de la línea, mientras que los mayores lo hacen en el tamaño del dibujo.

8-Repaso de las figuras y las líneas
Se relaciona con agresividad manifiesta e impulsividad.

9-Segunda tentativa
Puede estar relacionado con ansiedad, impulsividad y trastornos emocionales.
Hay niños que tras la primera tentativa no están contentos con su dibujo, ya que son conscientes de que son incorrectos pero no tienen el control necesario para corregir sus dibujos borrando los errores y volviendo a empezar. Estos niños, es muy probable, que en su entorno habitual empiecen muchas actividades distintas y las abandonen con facilidad.

10-Expansión (uso de dos o más hojas de papel)
Se trata de un indicador muy claro de tendencias de conductas disruptivas, explosivas e incluso violentas. También suele darse en niños con deterioro neurológico y con conductas externalizantes.

11-Costricción (uso de menos de la mitad de la hoja)
Se relaciona con retraimiento, timidez, depresión (Ver Caso 4)

A continuación se exponen 6 casos con el Test de Bender con un pequeño comentario sobre los mismos a modo de ejemplo.

8- Ejemplos de casos

Click here to go to the gallery.

Otros enlaces en esta web:

El significado de los colores en el dibujo infantil WISC-R, WISC-IV Test de la Figura Humana Test del Árbol

Buscar más:

Enlaces patrocinados:

A tener en cuenta:

Los contenidos de esta web sólo tienen carácter de información general. Dicha información no debe ser utilizada con fines diagnósticos o de tratamiento. Sólo el profesional de la salud pertinente está facultado para tomar las decisiones adecuadas tras la evaluación del caso concreto.