Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

10 consejos para crear un tirano en casa

Los niños tiranos:

Con demasiada frecuencia atendemos en la consulta de Psicologia infantil a una serie de niños que nos llegan con unos síntomas que cursan con desobediencia, desafío a los adultos, chantaje permanente a los padres, baja tolerancia a la frustración y, especialmente, su percepción de que los demás, en un sentido amplio, son como una especie de proveedores inmediatos de diferentes recursos a los que él tiene un derecho inalienable, permanente y desvinculado de cualquier contraprestación por su parte.

Estos son los niños que se han denominados como “tiranos”. La R.A.E. define el término tirano como la persona que abusa de su poder, superioridad o fuerza en cualquier concepto o materia, y también, simplemente, como el que impone ese poder y superioridad en grado extraordinario.
Los niños “tiranos”, son niños caprichosos, sin límites y que acaban imponiendo su ley en el hogar y organizando la vida familiar, chantajeando a todo aquel que intenta pararlos.
Todo ello, si no se corta, puede llevar a una ruptura en la relación de los propios padres o a una alteración significativa de sus estilos de vida social y de relación con otras personas.

Los niños son niños y con ello queremos decir que su capacidad de razonamiento o de atender explicaciones adultas de poco sirve si no se ve acompañada de unas conductas parentales limitadoras, coherentes y constantes en el tiempo. En el caso de que no se produzcan en el sentido adecuado, cualquier niño puede crecer desarrollando cierta dureza emocional que empieza con un puntapié a los padres cuando le frustran en algo, pero más adelante (adolescencia) puede convertirse en una agresión física. Todo ello nos ha llevado a presenciar vivencias de padres que sistemáticamente son maltratados psicológica y físicamente.
Aunque cada caso es diferente y hay que prestar especial atención a las peculiaridades y circunstancias de cada caso, no es menos cierto de que si como padres no hacemos bien las cosas, podemos tener en casa un perfecto tirano.

A continuación vamos a describir algunas de las pautas que jamás deberíamos poner en marcha si no queremos formar en nuestra familia a un niño tirano.

10 consejos que nunca debería seguir:

  • Déjele que siempre se salga con sus demandas o caprichos.
  • No ponga nunca límites no sea que el niño se enfade y tenga una rabieta.
  • Los padres deben estar siempre en desacuerdo entre ellos en la forma de establecer consecuencias por los actos del hijo/a. Él verá enseguida que así los puede manipular con mayor facilidad.
  • Tampoco deben predicar con el ejemplo. Por ejemplo, le vamos a pedir que nos diga las cosas sin chillar, pero en casa estamos todos chillando constantemente.
  • Perder los nervios es también muy útil cuando no tenemos más herramientas. Gritar, sermonear o, a veces, insultarlos o decirles que son malos, que no se les soporta, etc. es una forma de demostrarle que tienen el control sobre nuestro estado de ánimo y esto lo utilizarán con más frecuencia.
  • Hay que hacerle todo siempre: Recoger sus juguetes, preparar la ropa, material del cole, etc. Si los deberes no están hechos se los acabamos haciendo. A la hora de comer, es necesario que le dejemos que elija sus comida preferida no sea que no nos coma.
  • En casa de los abuelos u otros también debe estar muy mimado. Esto reforzará en él la sensación de que sólo tiene derechos y que todos los adultos son sólo proveedores de sus caprichos a su servicio.
  • Juegue y hable poco con él y compense su falta de dedicación a su hijo llenándolo de cosas materiales. No lo castigue nunca. Si hace algo mal le haremos un pequeño discurso o razonamiento y poco más.
  • Ayudará también a que siempre lo defendamos y justifiquemos ante las malas conductas en lugar de entender que él y nosotros tenemos que cambiar también. Los culpables siempre son los otros.
  • Comprar su “buena conducta” con nuevos regalos o caprichos.

Si usted sigue estas 10 pautas tendrá a buen seguro un perfecto DICTADOR en casa. Un niño/a que no lo respetará, no lo amará adecuadamente y que tendrá mal encaje en la escuela o cualquier otro ambiente donde se requiera esfuerzo, colaboración y motivación. En sus manos está.

Versión para imprimir:

Descarga en PDF

¿Necesita más información o ayuda?

Otros temas de interés

Problemas de conducta infantil Pautas control conducta infantil Controlar la impulsividad Los Celos infantiles

Enlaces relacionados en esta web:

El Insomnio Infantil El Ciclo evolutivo en niños El TDAH Los Miedos Infantiles

Patrocinadores:

A tener en cuenta:

Los contenidos de esta web sólo tienen carácter de información general. Dicha información no debe ser utilizada con fines diagnósticos o de tratamiento. Sólo el profesional de la salud pertinente está facultado para tomar las decisiones adecuadas tras la evaluación del caso concreto.

00003313