Significado del color niños

1- Introducción

En esta página, vamos a explicar algunas claves para interpretar los dibujos infantiles, utilizando el análisis del color.
Para empezar me gustaría señalar varios aspectos que considero fundamentales para una correcta lectura del dibujo infantil, utilizando el espectro cromático y antes de exponer el posible significado de cada color:

1º- El dibujo infantil es muy rico en detalles y su análisis no puede reducirse a la simple contemplación de los colores sino que debe comprender también un análisis más global que incluya factores como la edad, el tamaño, forma del trazo, ubicación en el espacio, etc. (para mayor detalles visitar: El dibujo infantil y su significado).

2º- Pese a que a cada color podemos atribuir, a nivel general, la expresión de una serie de rasgos de temperamento del dibujante (tal como se expone más adelante), los colores no se presentan aislados sino en combinación unos con otros, generalmente. De esa combinación debemos ser capaces de extraer la información más que de cada color en particular. Bien es cierto que, algunas veces, un color es el predominante y, entonces, podemos hipotetizar con la presencia más probable de las características atribuidas al color en particular.

3º- Recordar que este tipo de interpretaciones no constituyen un método científico y está sometida a errores de apreciación. No obstante, su interés reside en que resultan de gran utilidad para detectar posibles problemas en los niños de una forma poco intrusita, ya que ellos lo viven como un juego pero, al mismo tiempo, reflejan muchas de sus vivencias que de otra forma sería más difíciles de expresar.
Cualquier hipótesis sospechada a través del dibujo o del análisis de los colores debemos comprobarla con una evaluación más estructurada. En todo caso, los dibujos, como material complementario, resultan imprescindibles para el psicólogo infantil.

4º- Las características señaladas para cada color varían según la tonalidad. Los colores pastel aplicados de forma ligera y uniforme se asocian a temperamentos más tranquilos y emotivos. Por el contrario los colores fuertes y marcados se relacionan con sentimientos intensos ya sean positivos (amor) o negativos (agresividad).

5º- Otro aspecto importante que deberemos tener en cuenta al analizar el color de los dibujos infantiles es su idoneidad (a partir de los 7 años). Es decir, si el niño representa los diferentes elementos u objetos siguiendo su color real o no (por ejemplo el sol de color amarillo, el cielo azul, etc.). Un sol de color verde no lo podemos interpretar en clave de las características de ese color sino en el motivo del cambio por parte del niño (desconexión entorno, trasgresión norma, impulsividad, creatividad, llamar la atención, ser diferente, indicarnos alguna cosa oculta que debemos descifrar???).

Pasamos a describir las características asociadas a cada color para luego ver algunos dibujos y una breve descripción de los mismos.

2- Los diferentes colores y su significado:

Color Características asociadas Otros detalles
Amarillo Cuando predomina este color en el dibujo puede señalarnos la existencia de ciertas tensiones o situaciones de conflicto, normalmente en el entorno familiar o con alguna de las figuras de referencia (en especial el padre). El amarillo es un color intermedio que inconscientemente nos indica precaución, cautela. También transición de una situación a otra. Si el amarillo forma parte, sin predominar sobre los otros, del dibujo, puede interpretarse en clave de energía, dinamismo, adaptación e incluso creatividad.
Azul En general, el azul es un color que transmite calma, serenidad, sensibilidad, ausencia de impulsividad, entendimiento, capacidad para reflexionar. En definitiva, el predominio del azul en el dibujo puede ser entendido como capacidad de control sobre uno mismo e inteligencia emocional. Algunos niños lo difuminan suavemente para crear el cielo o el mar (sensibilidad, afectividad). Algunos autores afirman que un exceso de azul en los dibujos podrian significar un indicio de enuresis. Es posible que algunos niños representen así, inconscientemente, su problema de incontinencia nocturna.
Marrón El marrón es un color fuerte que puede adquirir diferentes tonalidades y en base a ello, tener un significado diferente. Vemos el marrón normalmente en los troncos de los árboles dibujados, representando el propio "yo". Un predominio del marrón puede significar la necesidad de tener "los pies sobre la tierra", visión realista de las situaciones, prematura responsabilidad. También tendencias agresivas (justificadas como defensivas) si la tonalidad es muy oscura. El marrón también puede indicar, según contexto y configuración del dibujo: seriedad, persistencia, prudencia y también intolerancia.
Negro El negro es el color más fuerte y se asocia en nuestra cultura a diferentes patrones contradictorios entre ellos. El negro se ha utilizado tradicionalmente para representar el duelo por las pérdidas familiares y la muerte, pero también supone un color muy apreciado y utilizado en moda actual para conseguir diseños muy elegantes y sofisticados. Un predominio de este color, nos indica una personalidad rebelde, emotiva, sufridora. También puede que melancólica, pudorosa o con la necesidad de destacar sobre los demás. Como vemos su interpretación deberá efectuarse en base a las claves contextuales del resto del dibujo ya que puede tomar diferentes interpretaciones. Si el dibujo presenta predominio del negro en combinación del rojo, la hipótesis más probable es que se trate de un niño impulsivo con poca paciencia, hiperactivo, tendencias impulsivas y/o agresivas, especialmente si va acompañado de un trazo irregular, anguloso y fuerte (ver ejemplo).
Rojo El rojo es uno de los colores preferidos por los niños. Su significado está casi siempre asociado a la vitalidad, energía, valor, pasión, excitación y, en general, a todas las emociones humanas. Si su presencia se combina de forma equilibrada con otros colores, es una muestra de equilibrio, emociones controladas e incluso de sana actividad. Un rojo muy dominante suele indicarnos ambición, falta de autocontrol, gusto por el riesgo, irracionalidad, sexualidad prematura (según edad), etc. Un rojo muy fuerte, dominante en el dibujo, acompañado de trazos angulosos y poca definición del dibujo, nos podría señalar: hostilidad, agresividad, transgresión de las normas e incluso violencia.
Rosa El rosa tradicionalmente lo asociamos al mundo femenino pero suele estar también muy presente en los niños pequeños. Se asocia a sensibilidad, afectividad, preferencia por el mundo ideal (principes y princesas). También gusto por las actividades tranquilas. Un exceso de rosa puede señalar necesidad de desconexión de la realidad (a partir 7 u 8 años, preferentemente en niños).  
Verde El verde es un color principalmente positivo que asociamos a tranquilidad, reposo, esperanza, gusto por la naturaleza, sensibilidad, etc. Como ocurre con otros colores, puede tomar diferentes tonalidades. Desde el verde más claro (sosiego, sensibilidad) al más fuerte (decisión, esperanza) pasando por otras muchas tonalidades. El predominio del verde o su utilización en elementos que no corresponde (por ejemplo para colorear el agua, cielo, etc.) puede, pero, señalar rebeldia, inconformidad, poca tolerancia a la frustració. También desajuste personal o emocional.
Violeta Podríamos definir el color violeta como el más espiritual de toda la gama de colores. Su significado se asocia básicamente a una personalidad idealista en el que predominan unos principios ya sean éticos, religiosos, morales u de otro tipo. También supone una expresión inconsciente de deseo, dominio de las pasiones e incluso melancolía o tristeza. En niños no es muy habitual encontrarlo de forma dominante. Un predominio del violeta en el dibujo infantil, aunque no es muy habitual, se ha relacionado con la expresión de un malestar interno relacionado con unos patrones educativos, por parte de los padres, excesivamente rígidos e intolerantes. Esto crea en el niño temores al no verse capaz de lograr satisfacer plenamente las esperanzas de sus progenitores.

3- Ejemplos

A continuación se muestran una serie de dibujos con su análisis correspondiente en función de los colores y otras características. Para ampliar detalles del dibujo, situar el cursor encima de la imagen (zoom) o ir a la presentación de las imágenes.

Dibujo 1:

  El dibujo pertenece a un niño de 9 años. Vemos con claridad la utilización de colores fuertes y un trazo impulsivo al colorear con poca definición de los contornos. Predominio de rojos y azules.
Lo más significativo es la representación de ventanas y puertas con unos trazos irregulares que parecen representan estructuras frágiles, con fisuras, parches o rotos. En las ventanas aparece una cruz cerrando el paso a extraños.

Niño impulsivo (trazos), incluso agresivo (rojo). Inseguridad afectiva (contornos irregulares). Necesidad de ocultar ciertas cosas (amarillo). Entorno familiar posiblemente desestructurado. Hay indicadores emocionales de sufrimiento quizás por situaciones que no acaba de comprender o aceptar. Se intuye también la voluntad o necesidad de cambiar cosas (variedad de colores).
Este niño debería someterse a una evaluación psicológica más estructurada.

Dibujo 2:

  Niño de 8 años. Destacan la combinación de colores rojo y negro. También de forma secundaria hay trazos en azul, amarillo y marrón. El dibujo pertenece a un niño impulsivo con gran energia, quizás hiperactivo. La agresividad (dientes en el dragón y combinación rojo-negro) viene compensada por un sol sorriente, lo que nos hace pensar que su entorno es favorable y acogedor.
También la riqueza de detalles del dibujo nos informa de un niño inteligente, creativo, curioso y sensible.

Dibujo 3:

  Niña de 8 años. Predominio de colores suaves difuminados. Un árbol con sólidas raices se mueve y se inclina por la fuerza del aire. En lo alto de su copa un nido con polluelos es vigilado de cerca por uno de los padres que los está alimentando.
El sol en una esquina se representa con colores fuertes (anaranjados), no obstante se han omitido los líneas que representan los rayos solares.
El árbol tiene frutos y a su alrededor crecen algunas plantas y flores y aparece algún animal volando en el cielo.

El dibujo es propio de una niña con gran sensibilidad, sufridora, que siente frágil e indefensa frente agentes externos. Su propia seguridad puede verse afectada por una relación distante probablemente con el padre (sol).
Las frutas en el árbol simbolizan generosidad, altruismo, deseo de compartir.
Se trata de una niña que necesita de mucho afecto y sentirse querida por los suyos, al mismo tiempo es capaz de devolver ese afecto en forma de cariño y compromiso con los otros.

Dibujo 4:

  Niña 8 años.
Cuando vi por primera vez este dibujo enseguida me llamó la atención. Predominio de colores fuertes rojos, azules y amarillos (emocionalidad, temores, inseguridad).
No es habitual ver varias casas al mismo tiempo y menos que alguna de ellas se muestre como en el aire o proyectándose hacia arriba. No menos extraña, la presencia de diferentes soles acompañadas de nubes.
Dado que el sol sabemos suele asociarse a la representación inconsciente del padre, la primera hipótesis fue que, en cierto modo, la niña expresaba temores respecto a una posible separación del padre o marcha del hogar o alguna inquietud respecto a él. Posteriormente supimos que el padre era invidente.
La niña vivía en un entorno familiar extenso y acogedor con numerosos tios y primos (representado por las niumerosas casas con chimenea y humo). Al mismo tiempo el sol (padre) aparece repetidamente como figura importante pero, al mismo tiempo, es siempre "guiado" por una nube quizas por el temor de la niña a que esté sólo y desprotegido.
Las casas volando pueden también significar los deseos inconscientes de la niña de crecer, ser autónoma y proyectarse en el mundo. También sus deseos de ayudar al padre (soles ascendentes).

Dibujo 5:

  Niña 8 años.
Dibujo expansivo ocupando todo el espacio del fólio. Colores bien ubicados pero no se ha definido el fondo azul del cielo de forma difuminada y regular sino con pequeños trazos inconexos
El árbol presenta un poderoso tronco de color marrón asentado en la tierra (en contacto con la realidad del entorno).
Hay frutas en el árbol y la copa se proyecta en el espacio.
El sol es irregular pero, a su vez, grande. Hay otros elementos como pájaros y flores.

En el coloreado predomina los trazos rectilineos o angulosos.
El dibujo muestra un temperamento fuerte, seguro pero, a su vez, impulsivo. Combina la generosidad y necesidad de afecto con episodios emocionalmente fuertes (rabietas o cierta agresividad). Hiperactividad y déficit atencional pueden estar presentes.
El sol (padre) al ser grande puede representar un padre autoritario con el que la relación no es del todo buena (contorno irregular).

Dibujo 6:

  Niño 9 años.
Predominio de colores fuertes: negro, azul, verde...
Tenemos algún color (ventanas del tren) en rojo que no obedece a un patrón habitual (problemas de comunicación con el exterior).
El tren se dibujo en la base del papel no ocupando todo el ancho.
La combinación de colores sugiere sensibilidad (verde, azul), temperamento tranquilo, pero también sufridora e insegura (negro).
El dibujo es detallista (números, ruedas, vías del tren) lo que puede denotar cierta rigidez (perfil obsesivo). El humo se eleva como queriendo elevarse del plano terrenal y refugiarse en el de las ideas (desconexión realidad?).

4- Ver ampliados los dibujos:

¿Necesita más información o ayuda?
Le invitamos a que consulte con un profesional especializado en psicología infantil y adolescente en su zona.
Visite nuestros centros asociados.

Más información Dibujo Infantil:

El Dibujo infantil y su significado Test de la Familia Test del Árbol Test de la Figura Humana

Buscar más:

Enlaces patrocinados:

A tener en cuenta:

Los contenidos de esta web sólo tienen carácter de información general. Dicha información no debe ser utilizada con fines diagnósticos o de tratamiento. Sólo el profesional de la salud pertinente está facultado para tomar las decisiones adecuadas tras la evaluación del caso concreto.